Skip to content
or

Language switcher

banner image

¿Qué es el TNFD y por qué supone un gran riesgo de lavado verde?

Hand in a green glove painting dirty business green, to illustrate greenwashing of TNFD

Esta semana en la Converencia de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad (COP15) en Montreal, el Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera Relacionada con la Naturaleza (TNFD) se reunirá con los reguladores y organizará actos para intentar vender esta iniciativa empresarial como una solución a la crisis de la biodiversidad. Sin embargo, pocas personas entienden de qué trata realmente el TNFD. Este vídeo de 4 minutos se lo explica en un lenguaje sencillo.

 

Subtitulos:

Quizá no ha oído hablar del Grupo sobre Divulgación Financiera Relacionada con la Naturaleza (TNFD), pero podría ser la próxima frontera del ecopostureo corporativo de la naturaleza, que podría dar forma a futuras leyes.

Ecopostureo es cuando una empresa engaña a las personas para que piensen que hace más por el medio ambiente de lo que realmente hace.

Cada día, las comunidades del planeta trabajan para defender y cuidar la naturaleza y la biodiversidad del mundo -los pueblos indígenas, mujeres y personas de otros géneros marginados, toman a menudo la iniciativa.

Los científicos han prendido las alarmas, las amenazas a la biodiversidad son tan graves que ecosistemas enteros podrían colapsar. Pero la crisis de la biodiversidad es también una crisis de derechos humanos.

De estos ecosistemas obtenemos agua limpia, alimentos sanos, refugio y cultura.

Cada año, asesinan y silencian a cientos de personas por alzar la voz para proteger sus tierras, agua y naturaleza de las industrias extractivas como la minería, tala, ganadería insostenible, agricultura a gran escala y monocultivos madereros.

Muchos activistas han pedido nuevas leyes que responsabilicen a las empresas por los daños causados y más recursos para proteger a las comunidades marginadas cuyas tierras y derechos están amenazados.

El TNFD afirma ser parte de la solución, pero ¿lo es?

Este grupo de trabajo reúne un grupo de multinacionales, muchas con un historial terrible en cuestiones ambientales. Se basa en la idea central de que la crisis de la biodiversidad se resuelve con más autoinformes de las empresas.

El TNFD está escribiendo el marco sobre lo que una empresa debe informar.

Este grupo corporativo ha decidido que, si bien una empresa debe conocer sus impactos en la biodiversidad, solo informará sobre ellos si afectan significativamente su rentabilidad.
“Si cree que destruir bosques o amenazar especie en peligro de extinción no afecta sus
Ganacias” estos daños no tendrían que ser reportados, y el negocio se saldrá con la suya.

No solo eso, sino que bajo el marco TNFD, una empresa NO tendrá que informar sobre:

Su impacto real o potencial a la naturaleza.
Sus riesgos o impactos en los derechos humanos.
La ubicación de sus operaciones, proveedores o financiamiento.
Quejas en su contra: punto clave para mostrar que las afirmaciones ambientales de una empresa son sinceras
Si presionan contra nuevas leyes a favor de la naturaleza y personas.

Esta es una señal importante de ecopostureo.

Los informes de TNFD son voluntarios, pero las corporaciones presionan para hacerlos obligatorios nacional e internacionalmente.

Esto pondría a un puñado de corporaciones a cargo de redactar la plantilla de las futuras leyes, algo muy peligroso para la naturaleza y las personas.

A las ONG les preocupa que algunas agencias clave de la ONU respalden al TNFD.

Pues va en contra de su obligación de defender los derechos humanos y la toma de decisiones justa y basada en evidencia.

Para parar la crisis de la biodiversidad, debemos dar menos poder a las multinacionales, no más. Hay que apoyar soluciones basadas en derechos, justicia de género y equidad social, liderada por quienes protegen la diversidad de la Tierra.

Compartir este video

13 dic, 2022
Posted in Extractive industries, tourism and infrastructure, Noticias, Bosques y Cambio Climático