Skip to content
or
banner image

Cerrar la brecha de género en la conservación de la biodiversidad demanda indicadores sólidos

Por Valentina Figuera Martínez, Coordinadora de la Campaña de Justicia de Género y Bosques, Coalición Mundial por los Bosques

El último trimestre de 2023 trajo importantes avances internacionales en el ámbito de la conservación de los bosques, los ecosistemas y la biodiversidad y su intersección con la justicia de género. 

Casi un año después de la adopción del Marco Mundial de Diversidad Biológica de Kunming-Montreal (KMGBF, por sus siglas en inglés), la 25ª Reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico (SBSTTA 25) del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB) se reunió en Nairobi, del 15 al 19 de octubre, para llevar a cabo negociaciones multilaterales sobre asuntos relacionados con la implementación del KMGBF. Este fue un momento clave para determinar el camino práctico a seguir, identificar los retos y desarrollar acciones futuras para apoyar la implementación del marco.

El Marco Mundial de Diversidad Biológica de Kunming-Montreal (KMGBF) fue un acuerdo histórico en términos de justicia de género

Negociaciones en Nairobi

En la reunión se abordaron varios aspectos de implementación desde una perspectiva científica, técnica y tecnológica, incluyendo el marco de seguimiento, biodiversidad y el cambio climático, especies exóticas invasoras y la gestión sostenible de la vida silvestre. Otros puntos de la agenda fueron los mecanismos de planificación, seguimiento, información y revisión, y el Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC AR6) sobre la implementación del KMGBF.

Reunión plenaria de Consultas Intergubernamentales sobre Soluciones basadas en la Naturaleza, Nairobi, Kenia, 12 de octubre de 2023, ©UNEP Attribution-NonCommercial-ShareAlike (CC BY-NC-SA 2.0)

 

La reunión estuvo precedida por una ronda final de Consultas Intergubernamentales sobre Soluciones basadas en la Naturaleza (NbS), auspiciadas por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Los resultados de esta consulta mundial no fueron negociados, es decir, no existe un documento acordado multilateralmente, sino un “Resumen de las Copresidentas“, texto que no aborda de forma equilibrada todas las divergencias expresadas por los estados miembros, las organizaciones de la sociedad civil y las partes interesadas durante la reunión. Algunas de las preocupaciones son los esquemas de compensación, las prácticas de lavado verde, las violaciones de derechos humanos, los impactos diferenciados de género y la reproducción de modelos coloniales de control y uso de la tierra, los bosques, los ecosistemas, la biodiversidad y los medios de subsistencia.

 

Importancia del Marco Mundial de Diversidad Biológica de Kunming-Montreal (KMGBF)

El Marco Mundial de Diversidad Biológica de Kunming-Montreal (KMGBF) fue un acuerdo histórico en términos de justicia de género, no sólo porque reconoce la necesidad de tener un enfoque basado en los derechos humanos para la conservación, uso y reparto de beneficios de la biodiversidad, sino también por la adopción de las metas 22 y 23 para apoyar la implementación con perspectiva de género y garantizar la igualdad de género en el marco mundial de diversidad biológica. 

Paralelamente, otro instrumento importante para lograr el empoderamiento de las mujeres y niñas es el Plan de Acción de Género (PAG), que incentiva a las partes y a las organizaciones pertinentes a incluir indicadores específicos de género, datos desglosados por género en sus informes nacionales sobre biodiversidad, así como a proporcionar apoyo a un punto focal nacional de género y biodiversidad para las negociaciones, un paso que supondría un punto de partida para construir procesos de negociación más participativos.

Indicadores para seguir los avances

En diciembre de 2022, la 15ª COP de biodiversidad adoptó un marco de seguimiento para el KMGBF, compuesto por “indicadores de cabecera”, “indicadores globales”, “indicadores de componentes” e “indicadores complementarios”, que sirven como herramienta para evaluar los avances y garantizar que las partes cumplan sus compromisos en virtud del KMGBF. 

Los indicadores permiten detectar tendencias relevantes para los componentes de los objetivos y metas del marco, y los indicadores de cabecera son la herramienta metodológica más ambiciosa para seguir los avances nacionales, regionales y mundiales en las estrategias y planes de acción nacionales sobre biodiversidad. Los indicadores de cabecera, que han sido objeto de largos debates, son los pilares de la aplicación del KMGBF y sirven como una herramienta completa para evaluar los avances.

Los indicadores globales, también conocidos como “indicadores binarios”, ya que se derivan de informes binarios y son recopilados a partir de respuestas binarias (sí/no) en los informes nacionales, sólo exigirán que los países proporcionen datos cuantitativos (un recuento del número de países que ha emprendido actividades específicas), sin ninguna captura sólida del alcance general de los objetivos y metas del marco.

​​Simplificación de los informes debilita los indicadores

Todos los grupos titulares de derechos del CDB (incluyendo el Caucus de Mujeres, el Foro Internacional Indígena sobre Diversidad Biológica y la Red Mundial de Jóvenes sobre Diversidad Biológica), así como varias organizaciones de la sociedad civil y partes interesadas, han exigido que se incluyan indicadores de cabecera para todas las metas a fin de garantizar la presentación de informes sustantivos en las estrategias y planes de acción nacionales sobre biodiversidad. 

Sin embargo, durante el proceso de negociación en la reunión del SBSTTA 25, algunas partes pidieron informes “simplificados” para evaluar el estado de los avances. El seguimiento de los resultados de la biodiversidad con indicadores binarios, mediante respuestas simplificadas de “sí” o “no”, no será suficiente para medir las violaciones de derechos humanos, las desigualdades de género, sociales, raciales e intergeneracionales, la pérdida de biodiversidad y lograr un seguimiento sólido de los avances en la aplicación del marco.

Una respuesta mayoritariamente afirmativa a la pregunta de si un país cuenta con determinada legislación de apoyo al KMGBF o con un Plan de Acción de Género (PAG) no mide la eficacia de dicha legislación, ni los recursos financieros y técnicos adecuados para aplicar un PAG. La biodiversidad y las comunidades que están en primera línea desarrollando esfuerzos de conservación en los territorios son actores dinámicos y, por tanto, la identificación de retos y tendencias requiere indicadores que permitan la gestión de la biodiversidad y los ecosistemas, con el apoyo de estrategias eficaces.

Aún queda un largo camino por recorrer para garantizar la igualdad de género en la aplicación del marco, mientras avanzamos hacia una nueva ronda de negociaciones en 2024.

El camino a seguir

Las metas 22 y 23 instan a garantizar una participación efectiva que considere aspectos de género en la toma de decisiones, así como la igualdad de género en la aplicación del marco, y ambas metas están incluidas en el documento negociado sobre el marco de seguimiento. Como uno de los puntos de agenda en la reunión del SBSTTA 25, este texto exigió un largo proceso de negociación, en el que las partes deliberaron hasta medianoche en Nairobi sobre los antecedentes de los indicadores globales, las metodologías para calcular los indicadores globales y los proyectos de recomendaciones.

Garantizar la inclusión de indicadores de cabecera para el seguimiento de las metas 22 y 23, junto con la recopilación de datos desglosados por género de las otras 21 metas, debe ser la prioridad para abordar las brechas de datos de género y biodiversidad, en línea con el Plan de Acción de Género. Una de las inclusiones en el documento del marco de seguimiento fue el texto del indicador binario propuesto para la meta 23: ahora incluye un lenguaje significativo sobre la asignación de recursos financieros para garantizar que todas las mujeres y niñas tengan las mismas oportunidades y capacidad para contribuir a los objetivos de la convención, incluso garantizando la igualdad de derechos y acceso de las mujeres a la tierra y los recursos naturales. El texto también incluye un párrafo sobre el número de países con marcos legales, administrativos o políticos, incluyendo el Plan de Acción de Género, para garantizar la igualdad de género.

En el estado actual del marco de seguimiento, disponer de una metodología exhaustiva a través de indicadores de cabecera para las metas 22 y 23 (e incluso para todas las metas) es en realidad el camino correcto para cerrar las brechas en materia de diversidad biológica y garantizar una aplicación efectiva e inclusiva con perspectiva de género, especialmente considerando los derechos de los pueblos indígenas, las mujeres en toda su diversidad, jóvenes y las comunidades locales y afrodescendientes.

Hay que avanzar en Nairobi en 2024

Las negociaciones sobre el marco de seguimiento continuarán en SBSTTA 26, en 2024. El desarrollo de una metodología exhaustiva para los indicadores de cabecera será un reto importante, el proceso requiere tiempo y experticia, por lo que deben continuar los esfuerzos de incidencia para incluir un enfoque basado en los derechos y con perspectiva de género (actualmente entre corchetes en el texto). 

Necesitamos informes exhaustivos basados en datos sobre biodiversidad que también incluyan elementos para integrar las consideraciones de derechos humanos e igualdad de género en las estrategias y planes de acción nacionales sobre biodiversidad. Aún queda un largo camino por recorrer para garantizar la igualdad de género en la aplicación del marco, mientras avanzamos hacia una nueva ronda de negociaciones en 2024.

18 dic., 2023
Posted in Justicia de género y bosques, Bosques y Cambio Climático, UNFCCC, Noticias