Skip to content
or

Language switcher

banner image

El mito de la neutralidad del carbono de la bioenergía es una bomba bajo el acuerdo climático propuesto – nuevo reporte

Martes 8 de diciembre, París: la Global Forest Coalition [1] lanza un nuevo informe en las conversaciones sobre el cambio climático en París titulada “Biomitos, la costosa estafa de la bioenergía del carbono“. [2] El informe expone cómo la bioenergía a gran escala está siendo promovida como un reemplazo para algunos combustibles fósiles, sobre la base de lo que se denomina el mito de la “neutralidad de carbono”.

“Aceptar que la bioenergía a gran escala puede ser neutra en emisiones de carbono permitirá a las plantas de energía continuar bombeando carbono a la atmósfera, mientras que los países falsamente afirman que están reduciendo las emisiones”, dijo Mary Lou Malig, coordinadora de las campañas de Global Forest Coalition, quien actualmente asiste a las negociaciones sobre el cambio climático. “En combinación con propuestas como la Bioenergía con Captura y Almacenamiento de Carbono (BECCS por sus siglas en inglés), tales afirmaciones pueden convertir cualquier posible acuerdo que pudiera salir de París en una estafa fraudulenta”.

“El mito de bajo carbono ha provocado la afirmación de que la bioenergía, en combinación con la Captura y Almacenamiento de Carbono, pueden lograr emisiones “negativas” de carbono y, por lo tanto, “compensar” las emisiones procedentes de la quema de combustibles de origen fósil. El último proyecto del acuerdo de París hace seis referencias a reducciones de emisiones “netas”, dejando la puerta abierta a BECCS y otras tecnologías de geoingeniería, que sólo servirán para demorar la verdadera y absoluta reducción de las emisiones que se necesita desesperadamente ahora”, agrega Oliver Munnion, co-director de Biofuelwatch, una organización miembro de Global Forest Coalition. [3]

El informe del “biomito” resalta que en los EE.UU. y la UE, la bioenergía representa actualmente la mayor cuota de energía clasificada como renovable. El rápido crecimiento de la industria está siendo impulsado por objetivos relativos a las energías renovables y los incentivos financieros que se ofrecen actualmente en la mayoría de los países. [4] La Agencia Internacional de Energía (AIE) prevé que la generación total primaria de bioenergía a nivel mundial podría aumentar a más del triple en 2050 [5], impulsada por un aumento en la generación de calor y energía a escala industrial.

“La idea de que la quema de árboles para obtener energía es buena para el clima es una mentira” dijo Simone Lovera, directora ejecutiva de Global Forest Coalition. “Como se destaca en el informe, la quema de árboles significa liberar el carbono que ha sido secuestrado durante décadas directamente en la atmósfera. Además de esto, los bosques que son talados o degradados pierden gran parte o la totalidad de su capacidad de retención de carbono. Debemos reducir las emisiones ahora, no aumentarlas mediante falsas soluciones”.

El informe ofrece un panorama de la tendencia actual de la bioenergía global a escala industrial. Su uso y producción se dan principalmente en los EE.UU., la UE y actualmente en Rusia, pero otras regiones como Asia se están preparando para comprometerse fuertemente con este tipo de energía, principalmente a través de la producción, el consumo y el comercio de biomasa basada en madera a escala industrial.

“Los inversores extranjeros están utilizando el auge de la bioenergía, sobre todo en la UE, como excusa para acaparar más tierras en África, América del Sur y el sudeste de Asia, específicamente para producir biomasa para energía. Ya estamos enfrentando los perjudiciales efectos ambientales, sociales y económicos de gran envergadura de la bioenergía, que incluyen la deforestación, la pérdida de biodiversidad, la apropiación de tierras, la contaminación del agua, la disminución de la disponibilidad de agua y la pérdida de la seguridad alimentaria y la fertilidad del suelo.” advierte Kureeba David, de la Asociación Nacional de Ambientalistas Profesionales en Uganda, un grupo miembro de Global Forest Coalition.

Notas:
[1] Global Forest Coalition es una coalición a nivel mundial de casi 80 ONGs y organizaciones de pueblos indígenas de 53 países diferentes que luchan por políticas de conservación de los bosques justas y basadas en derechos – https://globalforestcoalition.org
[2] Descargue el reporte complete y los resúmenes ejecutivos aquí: https://globalforestcoalition.org/biomyths/
[3] Biofuelwatch lanzó un nuevo informe sobre Bioenergía con Captura y Almacenamiento de Carbono (BECCS) la semana pasada, titulado “¿La última opción para el clima o sólo buenos deseos?”. Es la primera mirada crítica en profundidad a la tecnología que está siendo ampliamente promovida en la COP21. BECCS es la combinación de la Bioenergía con Captura y Almacenamiento de Carbono y entrañaría la captura de CO2 procedente de la quema de biomasa de centrales de energía o refinerías de biocombustible y expulsarla bajo tierra, lo que lleva a afirmar que esto podría crear emisiones “negativas” y, por tanto, compensar las emisiones de otros sectores. Descargar el informe aquí:
http://www.biofuelwatch.org.uk/2015/beccs-report/
[4] A mediados de 2015, 164 países tenían al menos un objetivo de tipo energía renovable, un gran aumento de los 45 países en 2005. Por ejemplo, el objetivo de energía renovable de la UE exige que al menos el 20% de la utilización de la energía sea creada a partir de fuentes renovables para el año 2020, mientras que el Nuevo Marco de Trabajo sobre Clima y Energía para 2030 de la UE incluye el objetivo de que al menos el 27% de utilización de la energía debe cumplirse a partir de fuentes renovables para el año 2030.
[5] http://www.iea.org/publications/freepublications/publication/technology-roadmap-bioenergy-for-heat-and-power-.html

Para más información, favor contactar:
Ashlesha Khadse (Encargada de medios)
Teléfono y whatsapp: +52 967 111 0424 
En Francia al COP21: +33 780734743
Email: ashlesha@globalforestcoalition.org
Sitio web: https://globalforestcoalition.org/media
Redes sociales
Facebook: bit.ly/gfc123
Instagram: global.forest
Twitter: @gfc123

8 dic, 2015
Posted in Press releases, Bosques y Cambio Climático