Skip to content
or

Language switcher

La Influencia del consumo de productos pecuarios en Rusia producidos de forma insostenible sobre el cambio climático

19 Nov, 2015
Posted in biodiversity, Blog, Forests, Livestock, Underlying Causes of Forest Loss

Actualmente en todo el mundo, la demanda de productos de origen animal está aumentando rápidamente. Para 2050, se espera que el consumo de carne y productos lácteos haya aumentado 76 por ciento y 65 por ciento, respectivamente, contra un punto de referencia de 2005-07 1. Este crecimiento constante del consumo de carne no puede ocurrir sin tener un impacto en la ecología y en particular sobre el clima.

En la Federación Rusa, como resultado del incremento en los ingresos de los consumidores, el consumo de carne ha ido aumentando desde finales de 1990. Desde 2005-2010, el consumo per cápita de todas las carnes y productos cárnicos se incrementó en un 22 por ciento hasta llegar a 64 kg por persona por año. El Gobierno de Rusia, en su Estrategia de Desarrollo de Producción Ganadera en la Federación Rusa hasta 2020, prevé que la producción total de todos los tipos de carne alcanzará 9,6 millones de toneladas y el consumo interno se incrementará en 9,9 millones de toneladas para 20205.

Este aumento del consumo de carne y a su vez de la producción de carne indica que las personas en Rusia tienden a utilizar una mayor proporción de sus ingresos en estos productos. Adicionalmente, debido al crecimiento urbano, los patrones de consumo de alimentos están siendo modificados para que las personas prefieran comer fuera de casa con más frecuencia y para que compren grandes cantidades de comida rápida y práctica que por lo general consiste en productos cárnicos.

Este hecho del aumento en el consumo de carne no sería tan dramático y podría indicar una buena situación económica en el país, si no se tienen en cuenta las consecuencias nefastas para los rusos y la situación ecológica en todo el mundo. No quiero discutir las razones ya conocidas de por qué la carne y los productos lácteos podrían ser peligrosos para la salud humana (por ejemplo, debido a las drogas / hormonas, grasas y colesterol, residuos de pesticidas / productos químicos de fertilizantes / PCBs, parásitos y bacterias en la carne). Pero me gustaría llamar su atención sobre otro asunto relacionado con la influencia de la ganadería en el cambio climático.

Hoy en día el consumo humano de carne y productos lácteos es un factor importante del cambio climático. Los gases de efecto invernadero (GEI) asociados a su producción se estima que representan más del 14,5 por ciento del total mundial6. Las principales fuentes de estas emisiones son a menudo el estiércol y los fertilizantes usados en la producción de cultivos forrajeros que se utilizan comúnmente en Rusia.

Otra de las razones que vinculan el consumo de carne con el cambio climático es el aumento de la demanda de alto valor proteico, por lo que Rusia depende cada vez más de la soya genéticamente modificada (GM). La Soya no modificada genéticamente se cultiva en Rusia, pero esta cantidad no es suficiente para alimentar el ganado, lo que hace que Rusia deba importar la soya de otros países en los que suele ser modificada genéticamente. Por ejemplo, basándose en los datos de FAOSTAT, la importación de soya en Rusia estaba en 40 927 toneladas en el año 2000 y esta cifra crece constantemente cada año. El principal problema es que Rusia sigue siendo el mayor importador mundial de soya transgénica en especial en América Latina. Allí casi todos los cultivos transgénicos son procesados ​​con uno o más pesticidas químicos. Esta agricultura basada en químicos es un importante contribuyente al cambio climático, con una producción de más del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por otra parte, en los países de América Latina (por ejemplo, Paraguay) muchos bosques son talados para establecer nuevos ranchos de ganado y, especialmente, para cultivar soya GM. Estas altas tasas de deforestación contribuyen de manera significativa a las emisiones de carbono que causan el cambio climático. De esta forma, mediante el apoyo a la producción de cultivos transgénicos, Rusia contribuye indirectamente al cambio climático2,3,4.

Así que ahora el reto más difícil al enfrentar el cambio climático es la manera de reducir las emisiones provenientes de la producción de alimentos. En mi opinión, las posibles intervenciones para reducir las emisiones deben basarse en tecnologías y prácticas que mejoren la eficiencia de la producción al nivel de los animales y rebaños. Estos pueden incluir el uso de alimentos de mejor calidad (alimentación sin OGM) y equilibrados para reducir las emisiones entéricas y del estiércol. El sector agrícola ruso debe reducir el uso de fertilizantes y minimizar la importación de cultivos forrajeros GM y carne de América Latina. Sin embargo, todas estas acciones por sí solas no pueden ser eficaces sin un cambio en el comportamiento humano hacia la carne y los productos lácteos. Equilibrar la dieta al reducir el consumo de carne y productos lácteos y comer más legumbres, frutas y verduras es un paso importante hacia la reducción de las emisiones de GEI. Este enfoque no es una manifestación vegetariana radical; es sólo un argumento sobre el consumo de carne en cantidades razonables como parte de una dieta saludable y equilibrada. Esta dieta no sólo es útil cuando se habla del clima, sino que también es útil para la reducción de la incidencia de enfermedades relacionadas con la carne, como las enfermedades del corazón. Esta mejora en la educación alimentaria es una acción importante para fomentar hábitos saludables de alimentación y promover la sostenibilidad ambiental que debe considerarse en todos los niveles: individual, social y gubernamental.

Referencias:

  1. Bailey R, Froggatt A, Wellesle L. Energy. Environment and Resources. Research Paper. Livestock – ClimateChange’s Forgotten Sector Global Public Opinion on Meat and Dairy Consumption. 2013. Available at: https://www.chathamhouse.org/sites/files/chathamhouse/field/field_document/20141203LivestockClimateChangeBaileyFroggattWellesley.pdf
  2. FAOSTAT. Crops—Russia—Soybeans—2009-2005—Production Quantity. Food and Agriculture Organization of the United Nations. 2011. Available at: http://faostat.fao.org/site/567/default.aspx#ancor8
  3. Lovera M. The Environmental and Social Impacts of Unsustainable Livestock Farming and Soybean Production in Paraguay: A Case Study. 2014. Available at: https://globalforestcoalition.org/wp-content/uploads/2014/05/paraguay_case_study_final-compressed-1.pdf
  4. McFerron W. Russian Soybean Meal Demand Seen Rising on Poultry Growth. 2013.

Available at: http://www.bloomberg.com/news/articles/2013-01-15/russian-soybean-meal-demand-seen-rising-on-poultry-growth

  1. Prikhodko D, Davleyev A. Russian Federation. Meat sector review. FAO. Rome, 2014.

Available at: http://www.fao.org/3/a-i3533e.pdf

  1. The Food and Agriculture Organization (FAO). Key facts and findings.

Available at: http://www.fao.org/news/story/en/item/197623/icode/