Skip to content
or

Language switcher

Iniciativa de resiliencia de conservacion comunitaria en Guna Yala, Panama

community conservation panama 3

INTRODUCCIÓN

En la isla de Ustupu, en la Región Indígena de Guna Yala, se llevó a cabo un taller de dos días de duración en el cual participaron miembros de distintas comunidades Guna, la mayoría de las cuales se encuentran en islas pequeñas y dispersas. Al taller asistieron diversos miembros de la comunidad incluyendo el “Sagla” (jefe de la comunidad), el jefe administrativo, miembros del comité de mujeres Guna y miembros de la ONG local.

community conservation panama 2

Los principales tipos de ecosistemas en esta región son los bosques tropicales lluviosos, manglares y los ecosistemas costeros marinos. La región contiene una gran biodiversidad como ilustra, por ejemplo, las más de 150 especies de mamíferos que hay. Los Guna dependen primariamente de los bosques y los manglares que están cerca de las islas, los cuales les proveen con, entre otras cosas, comida, medicina y materiales para construir sus casas. El mar constituye una fuente importante de proteínas.

Una de las maneras en la que los Guna han protegido sus bosques es a través de áreas sagradas que contienen sobre todo bosques primarios, combinado con la agricultura de rotación o “Nainu” que tiene lugar normalmente en las tierras bajas. Hay distintos tipos de sistemas agrícolas de “Nainu” pero las principal característica es la de plantar especies útiles de árboles junto con otras especies vegetales.

La situación de los Guna es bastante singular. Disfrutan de lo que es probablemente unos de los niveles más altos de autogobernanza y autonomía entre los Pueblos Indígenas de Latino América. Tras la Revolución Guna de 1925, el gobierno de Panamá reconoció la Región Indígena de Guna Yala, como queda recogido por ejemplo en la “Ley Fundamental Guna” . Por lo tanto, los Guna están a cargo de la gestión de sus propios territorios basado en su ley consuetudinaria y derechos tradicionales.  Tienen un cuerpo político y un sistema de toma de decisiones muy bien organizado y estructurado. Las decisiones políticas se toman dentro de la comunidad en asambleas y luego los “Saglas” hacen de portavoces de la comunidad.

RESILIENCIA DE CONSERVACIÓN COMUNITARIA EN GUNA YALA

Durante el taller, todos los asistentes pudieron expresar su punto de vista sobre cuáles son las principales amenazas al hábitat y los recursos Guna así como la resiliencia de sus prácticas. Expresaron una particular preocupación por la erosión cultural, sobre todo entre la gente más joven. Este proceso de erosión fue identificado como algo que perturba en gran medida el uso de conocimiento tradicional en la gestión de ecosistemas, métodos de producción y actividades de subsistencia.

Esta amenaza es en parte externa debido a la influencia occidental en las áreas colindantes y dentro de la Región de Guna Yala. Además, cuando la gente joven quiere tener estudios superiores tienen que dejar la comunidad. Cundo vuelven, a menudo no se sienten inclinados a vivir acorde a la forma tradicional Guna. Esta erosión cultural es también una amenaza interna porque las familias ponen menos énfasis en enseñar la cultura Guna a los niños. Las consecuencias clave de esta erosión son la pérdida gradual de conocimiento sobre bosques y agricultura tradicional así como la aparición del consumismo, creando residuos y basura. Todos los participantes demostraron una gran determinación para corregir esta tendencia tan pronto como sea posible.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES PRELIMINARES

Para los Guna es vital preservar estos bosques, tanto por su valor intrínseco como para la supervivencia de futuras generaciones Guna y de su cultura. Se hicieron varias propuestas para superar este debilitamiento en la identidad Guna, su cultura y sus prácticas, y desarrollar una estrategia que fortalezca la resiliencia de las actividades de conservación Guna. Estas propuestas incluyeron la creación de una escuela para enseñar las tradiciones Guna, excursiones al bosque con los niños y el establecimiento de una parcela piloto.

Se acordó que las actividades para reforzar la Iniciativa de Resiliencia de Conservación Comunitaria debían ser muy prácticas. Por ello se decidió centrarse en el establecimiento de una parcela piloto. La idea es que esté ubicada cerca de la costa donde algunas especies que se usan para la producción de alimentos, medicina, etc., pueden ser encontradas y/o plantadas, y enseñar a los niños como identificar especies y entender su importancia. También pueden aprender sobre sistemas de gestión tradicionales, y pasar tiempo en el bosque para reforzar su unión con la naturaleza.

El impacto biológico de esta iniciativa es evidente. Una vez los niños aprendan sobre los bosques, el equilibrio dentro de los mismos y la manera en que los Guna dependen y se relacionan con la naturaleza, les inspirara para preservarlos y usar los recursos de una manera sostenible al igual que hace la gente más mayor. Esto también ayudara a reducir el consumismo y tendrá impactos positivos en la biodiversidad en general. Los miembros de la comunidad se comprometieron a asegurar la continuidad y el éxito de la esta iniciativa. Agradecieron el apoyo brindado hasta ahora y la ayuda para identificar otros donantes e invitaron a que hubiese visitas en el futuro para ver el progreso de la iniciativa.

TESTIMONIO

Esta mujer hizo énfasis en cómo todo ha cambiado. Hermenecia Kantule explico que cuando ella era joven las mujeres tenían que levantarse tempranos para coser sus Molas (ropa tradicional de las mujeres Guna). Después, preparaban el desayuno y se hacían cargo de la casa. Algunas veces también ayudaban a transportar productos desde los boques junto con los hombres. Las mujeres son clave en la transmisión de conocimiento tradicional ya que son las que más tiempo pasan con los niños. Su madre la enseño a identificar diferentes especies útiles, pero los niños ahora no aprenden esas cosas. Apoyo la idea de crear un espacio donde los niños puedan aprender y revivir el conocimiento tradicional y la cultura Guna.

21 sep, 2015
Posted in community conservation resilience initiative, Supporting Community Conservation