Skip to content
or

Language switcher

banner image

Se insta al Banco Mundial a abandonar un préstamo de $50 millones para la expansión de las granjas industriales en Ecuador debido a los impactos en salud, sociales y ambientales

egg farms in Ecuador

20 de mayo de 2021–Se insta al Banco Mundial a que abandone un préstamo de $50 millones a PRONACA, el mayor productor ganadero del Ecuador, debido a sus efectos nocivos sobre el medio ambiente y las comunidades rurales e indígenas y a las violaciones de las propias políticas del Banco. Se espera que la Junta Directiva de la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial tome una decisión sobre el préstamo en una reunión que se celebrará este viernes 22 de mayo.

El préstamo de la CFI, la institución del Banco Mundial encargada del sector privado, financiaría la expansión de las operaciones porcinas y avícolas de PRONACA en Ecuador. La compañía, que tiene una facturación anual de casi mil millones de dólares, administra más de 115 operaciones porcinas y avícolas industriales en Ecuador y ha recibido al menos 120 millones de dólares en préstamos del Banco Mundial desde 2004.

Una coalición de grupos ecuatorianos y ONG internacionales están pidiendo al Banco que deje de financiar PRONACA. “El nuevo financiamiento posible de la CFI para PRONACA representa una renovada amenaza para el medio ambiente, los derechos de las comunidades y el bienestar de miles de animales… El impacto sobre la salud humana y los ecosistemas persistirá, mientras que las autoridades ecuatorianas siguen fracasando en su responsabilidad de asegurar efectivamente el cumplimiento de las regulaciones ambientales y el bienestar animal”, dice el comunicado publicado en abril.

Xavier León, de Acción Ecológica, una ONG ambiental ecuatoriana que trabaja con el pueblo Tsáchillas, que es la comunidad más afectada por las operaciones actuales de PRONACA, dijo lo siguiente: “PRONACA no debe ser financiado por el Banco Mundial. Los impactos ambientales, sociales y económicos de estas granjas intensivas cerca de las fuentes de agua y territorios ancestrales de los indígenas Tsáchilas sólo aumentarán si el Banco Mundial continúa apoyándolas”.

Las comunidades locales en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, donde quedan 30 de las instalaciones ganaderas de PRONACA que albergan aproximadamente un millón de cerdos, el doble del número de personas, presentaron una queja formal ante la CFI en 2010, en la que se afirmaba que los desechos animales de las granjas ganaderas intensivas de PRONACA han contaminado los ríos que las comunidades utilizan para pescar, obtener agua para sus cultivos y animales, y para bañarse y cocinar. Esto ha llevado a un alza en problemas de salud incluyendo problemas de piel, respiratorios y gastrointestinales. Los persistentes olores desagradables han minado la industria turística local y la calidad de vida de la comunidad.

El 16 de abril, una coalición de 16 ONG, incluyendo Sinergía Animal, Feedback, Amigos de la Tierra EE.UU. y la Coalición Mundial por los Bosques, envió una carta, destacando por qué un préstamo para PRONACA era incompatible con el compromiso del Banco Mundial con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Clima.

“El Banco Mundial no debería financiar la cuarta empresa más grande del Ecuador para ampliar las operaciones contaminantes de producción industrial en todo el país bajo el disfraz de asistencia para el desarrollo”, dijo Kari Hamerschlag, Directora Adjunta de Alimentación y Agricultura de Amigos de la Tierra EE.UU. “PRONACA ya controla más del 50 por ciento del mercado avícola y porcino en Ecuador y este préstamo consolidará aún más el monopolio de la empresa a expensas de los pequeños productores”.

“Invertir en PRONACA sería un esfuerzo completamente incompatible con los Objetivos de Desarrollo Sostenible,” dijo Merel van der Mark, Jefa del Programa de Bienestar Animal y Finanzas de la ONG Sinergía Animal. “Es inaceptable que la CFI financie a una empresa con un historial tan largo de impactos sociales y ambientales negativos y que planea ampliar las granjas industriales, que por definición son insostenibles”.

“La financiación del ganado industrial por parte del Banco Mundial va en contra de las recomendaciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, que ha subrayado la necesidad de reducir la producción de carne – que es responsable del 15 por ciento de las emisiones globales – y pasar de los sistemas agrícolas intensivos a los sistemas agroecológicos”, añadió Jessica Sinclair Taylor, Jefa de Política y Medios de Feedback.

 

Contacto:

Kari Hamerschlag, Amigos de la Tierra EE.UU., +1-510-207-7257

Merel van der Mark, Sinergía Animal, +351 964735277

Jessica Sinclair Taylor, Feedback +44 7787 826709

21 may, 2021
Posted in Unsustainable Livestock Production, Press releases, Noticias