Skip to content

Language switcher

Oposición Masiva a la Propuesta del USDA de Legalizar Árboles de Eucalipto Genéticamente Modificados (GM)

10 Aug, 2017
Posted in Blog, Climate, Climate change, environment

Un Cuarto de Millón de Personas Dicen NO al Primer Árbol Genéticamente Modificado

Foto por Orin Langelle

Por: Anne Peterman

Como resultado de un esfuerzo de coalición nacional que incluyó a grupos de protección forestal, Organizaciones de Pueblos Indígenas, grupos contra organismos genéticamente modificados y en favor de seguridad alimentaria, además de organizaciones para la justicia climática, incluyendo científicos, forestales, y ecologistas, más de 250 millones de personas (280.000) y 600 organizaciones presentaron comentarios ayer rechazando la comercialización por parte de ArborGen Inc. para aplicar ingeniería genética a los árboles de eucalipto, si se aprueba sería el primer árbol forestal genéticamente modificado (GM) aprobado en los EE.UU.

Aunque ArborGen presentó la petición original para legalizar sus árboles de eucalipto GM en enero del 2011, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) tardó en publicar su proyecto de Declaración de Impacto Ambiental (dEIS) proponiendo la aprobación de estos árboles GM, hasta abril del 2017. El periodo para ofrecer comentarios al USDA acerca del dEIS concluyó el 5 de julio. La aprobación de estos árboles GM podría sentar un precedente para la aprobación de los árboles forestales GM como el álamo y el pino, en el futuro.

Los árboles de eucalipto de ingeniería genética están diseñados para tolerar temperaturas de congelación con el propósito de ampliar el rango de crecimiento de forma enorme. En el dEIS, el USDA minimizó o ignoró los riesgos significativos planteados por estos nuevos árboles GM. La agencia estima, de manera conservadora, que las plantaciones comerciales de eucalipto GM cubrirían más de un millón de acres (más de 405.000 hectáreas) en siete estados sureños, desde la costa de Carolina del Sur hasta el este de Texas.

El establecimiento de plantaciones de eucalipto GM en toda la región tendría consecuencias devastadoras. Esta región es hogar para una serie de los condados más pobres del país, así como algunos de los ecosistemas más biodiversos del mundo.

“Las plantaciones de eucalipto de ingeniería genética en todo el Sur serían un desastre,” declaró el Dr. Marti Crouch, científico consultor del Centro para la Seguridad Alimentaria. “Algunas especies de eucalipto que no son de ingeniería genética ya se han convertido en plantas invasoras que degradan a las áreas naturales. Las plantas y los animales, incluyendo especies amenazadas, no podrán encontrar hábitat adecuado en paisajes dominados por el eucalipto de ingeniería genética. Aprobar estos árboles es una idea terrible.”

Los incendios forestales catastróficos del mes pasado en Portugal que mataron a docenas de personas estaban directamente atribuidos a las plantaciones de eucalipto que comprenden más de la cuarta parte del área en Portugal que tiene cubertura de árboles. En enero, Chile sufrió los peores incendios forestales de su historia, cosa que provocó protestas importantes contra la industria maderera. En ambos casos, los monocultivos de eucalipto—conocidos por ser extremadamente inflamables y agotadores de aguas subterráneas—contribuyeron a las condiciones secas que combinaron con las olas de calor para crear el escenario perfecto para los incendios forestales.

Ya el Sur de los EE.UU. está pasando por frecuentes sequías y olas de calor, y los pronósticos del cambio climático predicen más de lo mismo. Como se ha convertido en el procedimiento operativo estándar para las agencias bajo Trump, el USDA no mencionó los impactos del cambio climático en su propuesta de aprobación de estos árboles de eucalipto GM.

“Una de las razones principales por las que las plantaciones de eucalipto GM están siendo impulsadas es para ayudar a alimentar la demanda creciente de árboles para hacer electricidad con la biomasa,” dijo Ruddy Turnstone, de la Campaña para DETENER Árboles GM de Proyecto Global de Justicia Ecológico (Campaign to STOP GE Trees of the Global Justice Ecology Project) y residente de Florida en una región amenazada con plantaciones de eucalipto GM. “Pero la biomasa es una solución falsa al cambio climático. No sólo es un gran contaminador, pero los bosques del sudeste que estabilizan el clima están siendo diezmados por la creciente industria europea de biomasa. Las plantaciones de eucalipto GM sólo incrementarán esta deforestación mientras que los bosques se despejan para dar paso a plantaciones de crecimiento rápido.”

La aseguranza que ha dado el USDA de que los eucaliptos GM no escaparán a los bosques nativos está fatalmente socavada por el experimento de 30 años de duración en los Estados Unidos con cultivos transgénicos, en la que se escaparon de la contención una y otra vez, a pesar de que la industria y el USDA dijeron que no pasara. Los árboles transgénicos son aún más propensos a escapar y difundirse que los cultivos transgénicos, dado que sus vidas y las distancias de polinización son mucho más largas; además hay que notar las condiciones impredecibles y cambiantes que pueden ocurrir a lo largo de la vida útil de los árboles.

“Los bosques están entrelazados con la evolución humana,” declaró la Dra. Rachel Smolker, Co-Directora de Biofuelwatch y miembro del Comité Directivo de la Campaña de DETENER Árboles GM (Campaign to STOP GE Trees). “Regulan y estabilizan el flujo de agua y el clima, enriquecen los suelos y previenen la erosión. Proporcionan alimentos, medicinas, refugio, combustible, medios de subsistencia, recreación y santuario para los pueblos de todo el mundo. Literalmente hacen posible la vida en la Tierra. Los árboles han evolucionado durante los eones en la adaptación a sus ambientes nativos. Ajustar su genética y plantarlos en ambientes extranjeros demuestra un alarmante falta de comprensión de la ecología y la genética.”

Más allá que los impactos ecológicos están los efectos en las comunidades locales que resultarán de estas plantaciones de eucalipto GM. “Se escogió al Sureste para estos árboles de eucalipto GM no sólo debido a la estación de crecimiento, sino porque es donde la tierra y la mano de obra son baratas y la gente es pobre,” explicó BJ McManama de la Red Indígena Ambiental (Indigenous Environmental Network).

“Esto ejemplifica el modelo forestal injusto e insostenible que las personas de todo el mundo ya han experimentado durante mucho tiempo. Existen cientos de abusos de derechos humanos documentados como resultado de la expansión de las plantaciones de eucalipto en América Central y América del Sur. Los abusos demuestran el desprecio flagrante de la industria forestal tanto para las personas como el medio ambiente.”

En Chile y Brasil, las comunidades indígenas y tradicionales están aumentando en fuerza contra los eucaliptos y las plantaciones, de hecho en algunos casos están reduciéndolas. Ellos están protestando por la pérdida de agua potable y el aumento de los niveles de enfermedad debido a la exposición a los agroquímicos tóxicos utilizados en las plantaciones. En algunos casos, los Pueblos Indígenas que han sido violentamente desalojados de sus tierras ancestrales por plantaciones están ocupando estas plantaciones y reconstruyendo sus aldeas.

Aquí en los EE.UU., la oposición pública al eucalipto GM ha sido consistente y fuerte. En febrero del 2013, el gobierno publicó la petición de eucalipto GM de ArborGen para recibir comentarios públicos, resultando en una respuesta de 10.000 en contra y uno a favor de los árboles de eucalipto GM. Lo que siguió fue la protesta más grande (en ese entonces) contra los árboles GM en la Conferencia de Árboles y Biotecnología en Asheville, Carolina del Norte.

En abril de este año, el USDA por fín público su conclusiones (en versión borrador) recomendando la aprobación de la petición de ArborGen, provocando la avalancha sin precedente de comentarios ayer rechazando eucalipto GM en los EE.UU. Incluso el propio dEIS destaca la oposición pública que crea riesgos para los inversores:

“Una fuente adicional de riesgo que se extiende más allá del alcance de este estudio es el riesgo de alguna reacción pública contra la siembra de árboles genéticamente modificados. Este riesgo social podría afectar las opciones de inversión de la misma manera que el riesgo biofísico—por ejemplo, un aumento en riesgo podría reducir la tasa de adopción.”

El esfuerzo para detener los árboles genéticamente modificados continúa creando impulso a medida que el esfuerzo para detener los árboles de eucalipto de ingeniería genética pasa a la siguiente fase.

Anne Petermann es la Directora Ejecutiva del Proyecto Global de Justicia Ecológico y la Coordinadora Internacional de la Campaña para DETENER los Árboles Genéticamente Modificados. Ella ha estado trabajando para detener el desarrollo de árboles GM desde 1999.