Skip to content

Language switcher

Defendiendo los Derechos

Los bosques son el hogar de comunidades locales y Pueblos Indígenas, incluyendo mujeres, quienes han vivido y custodiado los bosques durante siglos. Sin embargo, sus tierras y sus modos de vida están amenazados ya que sus territorios y derechos no son reconocidos.

La Coalición Mundial por los Bosques (GFC por sus siglas en ingles) siempre se ha identificado a sí misma como un grupo activista que cree en una política forestal basada en los derechos. La GFC fue en parte concebida por la necesidad de establecer un grupo que considere los derechos de los Pueblos Indígenas y otros pueblos dependientes de los bosques como el punto de partida en la lucha para proteger los bosques.

En nombre de la conservación forestal, Pueblos Indígenas y comunidades locales han sido desplazados a la fuerza: desplazados de sus tierras y territorios, y reasentados en áreas desconocidas para ellos. Esto a veces ha ocurrido con el consentimiento, o incluso la participación de organizaciones de conservación forestal. Denunciamos especialmente el llamado “Acaparamiento Verde de Tierras” como una falsa solución al cambio climático tales como los proyectos de compensaciones de carbono  [http://globalforestcoalition.org/about-2/redd-rights]  así como la bioenergía  [http://globalforestcoalition.org/about-2/agrofuels-bioenergy].

Las mujeres frecuentemente son las principales víctimas de proyectos y políticas que excluyen e ignoran a los pueblos que dependen de los bosques. Sus derechos, necesidades y el papel fundamental que juegan en la conservación y restauración de los bosques deberían ser uno de los pilares de las políticas forestales basadas en los derechos.

La GFC cree que las políticas de conservación forestal que ignoran los derechos, las necesidades y el papel de los Pueblos Indígenas, Comunidades Locales y Mujeres, violan derechos humanos fundamentales y entran en conflicto con la necesidad de crear apoyo para la protección forestal dentro de una comunidad más amplia. Creemos que la gente ignorará leyes y políticas que sean vistas como elitistas y erradas en sus fundamentos. Así, tanto la protección de los bosques así como los derechos humanos y de los Pueblos Indígenas sufren debido a dicho enfoque.

Por último, pero no por ello menos importante, trabajamos internacionalmente junto con un gran número de movimientos de mujeres dentro del Grupo Mayor de Mujeres sobre Desarrollo Sostenible [http://www.womenrio20.org/] y en el PNUMA. La GFC es uno de los grupos principales que ayudan en la organización del Grupo Mayor de Mujeres y está involucrado activamente en las discusiones de las Naciones Unidas sobre los derechos de las mujeres y el desarrollo sostenible. Además, la GFC es parte de la Alianza para el Género y el Desarrollo Sostenible, la cual incluye a Mujeres por un Futuro Común (WECF por sus siglas en inglés) y la Alianza de Género y Agua (GWA por sus siglas en inglés). Nuestra intención es integrar consideraciones de género en el resto de nuestras políticas y actividades.